Familias de Lara, Táchira y Zulia basan su alimentación en harinas, tubérculos y huevos

El Sondeo sobre Consumo de Alimentos y Seguridad Alimentaria en el occidente del país más reciente de la Comisión para los Derechos Humanos del Estado Zulia (Codhez), devela que 39% de los hogares en el estado Lara indicó que su alimentación dependió de la ayuda de familiares en el exterior

Esta investigación, realizada del 24 al 30 de noviembre de 2021 en los estados Lara, Táchira y Zulia, también arrojó que 44% de las familias larenses sobrepasó el umbral de adaptaciones negativas extremas, mientras que 21% presentó inseguridad alimentaria y 27% habría estado en riesgo de sufrirla.

A su vez, una de las estrategias de sobrevivencia más adoptadas en la entidad centroccidental es el consumo de alimentos menos preferidos o más baratos; situación que se reportó al menos una vez durante la semana en 89% de los hogares consultados por Codhez, mientras que 14% declaró hacerlo todos los días.

Por otra parte, disminuir el tamaño de las porciones de comida al menos una vez en la semana fue una situación reportada en 77% de hogares. De esta considerable cifra, 11% dijo hacerlo todos los días.

En el estudio se reporta que 44% de los hogares afirmó comer dependiendo de la ayuda de vecinos, amigos y/o familiares en el país. En contraste, 68% señaló haber dejado de desayunar, almorzar o cenar al menos una vez durante la semana.

Por último, en 23% de estos hogares, niñas, niños y adolescentes fueron enviados a comer fuera de casa al menos un día de la semana.

“Adaptarse” para sobrevivir

El estudio de Codhez recoge también las estrategias que adoptan las familias de Táchira para acceder a alimentos. De esta forma, encontró que 47% estos hogares sobrepasó el umbral de adaptaciones negativas extremas, mientras que 16% presentó inseguridad alimentaria, 21% habría estado en riesgo de padecerla y 16% una situación normal.

A su vez, en el Zulia, 32% de hogares sobrepasó el umbral de adaptaciones negativas extremas, mientras que 14% presentó inseguridad alimentaria y 30% tiene riesgo de padecerla. Solo 24% se enmarca en una situación normal. En términos generales, 76% de hogares del Zulia reportó adoptar estrategias de sobrevivencia para mantener un consumo básico.

Predominio de cereales en la dieta

En cuanto a la diversidad de la dieta en los hogares de Lara, Táchira y Zulia, Codhez señala que el consumo de alimentos en Lara se ubicó como aceptable en 50% de hogares, limitado en 35%, y pobre en 15%. En este sentido, 20% de hogares declaró consumir todos los días algún alimento de la categoría plátano y tubérculos, mientras que 53% reportó su consumo entre tres y cinco días de la semana. La frecuencia en la ingesta de carnes, huevos, pescado y/o mariscos se reportó de la siguiente manera: 74% lo hizo entre uno y dos días, 14% no pudo hacerlo y solamente 5% de hogares todos los días.

La respuesta del alimento más predominante en la dieta fue el consumo de cereales, es decir, de arepa, pasta, pan, arroz, harinas de maíz o trigo, entre otros reportado por el 100% de hogares.

En Táchira, Codhez observó que el puntaje de la diversidad fue aceptable en 74% de hogares, limitado en 5%, y pobre en 21%. Respecto a la frecuencia en la ingesta de carnes, huevos, pescado y/o mariscos se reportó así: 63% lo hizo entre uno y tres días, 11% todos los días, y 5% no pudo hacerlo. El consumo de granos se registró entre uno y dos días a la semana en 47% de hogares, mientras que 21% de ellos no los pudo consumir ningún día. El alimento más predominante en la dieta también fue el consumo de cereales, reportado por el 100% de hogares.

Los resultados relativos a la región zuliana, muestran que el consumo de alimentos fue aceptable en 76% de hogares, limitado en 20%, y pobre en 4%. Asimismo, se destaca que 48% de los hogares declaró consumir todos los días algún alimento de la categoría cereales, plátano y tubérculos. Sobre la frecuencia en la ingesta de carnes, huevos, pescado y/o mariscos: 16% lo hizo entre uno y dos días, 22% todos los días, y 12% no pudo hacerlo en toda la semana.

El consumo de aceites y grasas fue reportado con frecuencia diaria en el Zulia para la última semana de noviembre por 46% de hogares, en comparación con 4% de hogares que no los consumió ningún día.

Urge un plan de compensación

Para Codhez, persisten las dificultades de las familias de Lara, Táchira y Zulia para alcanzar cierta diversidad en su alimentación, a pesar de sacrificios que consisten en adoptar cambios en la calidad de la dieta, racionar las comidas, disminuir el número de personas que pueden comer en casa, o realizar alguna adaptación para lograr el acceso a los alimentos.

“La cotidianidad de estos sacrificios, que hemos reportado desde abril de 2020, revela que la inseguridad alimentaria es un padecimiento que no cesa”, asegura la organización de derechos humanos, reiterando la notoria la fragilidad de la economía familiar para afrontar los gastos en alimentos que, además, concurren con los de otras necesidades básicas como el agua potable, la gasolina o los servicios de educación y salud, cuyos costos se han incrementado aún más durante la pandemia.

 

Consulta y descarga el sondeo alimentario de Codhez correspondiente al mes de noviembre de 2021

Familias de Lara, Táchira y Zulia basan su alimentación en harinas, tubérculos y huevos

Entradas Relacionadas